4 espumosos perfectos para cada momento de una boda 🍾👰🏻👨🏻

Por: Alexandra Pagán-García | 19 de febrero de 2019

 Quisimos ser parte de los preparativos de tan magnífico evento, recomendando algunos vinos espumosos para que hagan de su día especial uno inolvidable.

Aunque las bodas se llevan a cabo en cualquier mes del año, sin duda, la primavera es la temporada clásica ya que, en general, asociamos las bodas con arreglos espectaculares confeccionados con flores y follajes. Por eso, cada boda se planifica tomando en cuenta colores y flores específicas. Se toma en consideración hasta el mínimo detalle.

Entre los detalles que cada novia discute junto a su séquito o con su coordinadora es importante elegir el espumoso perfecto para cada ocasión.

Existen espumosos clásicos y de excelente calidad que van a tono con lo que este gran día representa. Por ejemplo, están la Veuve de Clicquot, Moët & Chandon, Krug y Laurent Perrier. Sin embargo, existen otros espumosos que no sólo se disfrutan en el paladar, si no que además tienen unas características especiales que los hacen perfectos para cada actividad.

 

Para el “Bridal Shower”

El primer evento con el que nos encontramos luego de que han comprometido a la novia es un tradicional “Bridal Shower” o “Bachelorette”. Ya sea un desayuno elaborado, un fin de semana de playa o un día en el spa, el espumoso perfecto es La Marca Prosecco. Es un espumoso de Italia, con aromas a cítricos, miel y flores blancas. Aparte del gran sabor que podemos deleitar, la botella, protagonizada por una etiqueta color azul, lo hace estupendo para fotografiar como el clásico “something blue” de la novia. Además, su presentación se puede conseguir en botellas pequeñas, perfectas para repartir individualmente entre el séquito.

 

 

 

Para la novia y su séquito

El día de la boda ocurren varios eventos o momentos diferentes, que son fotografiados y grabados en la memoria de los participantes. Por lo cual, es importante añadir el espumoso que vaya de la mano con lo que se está viviendo. Es tradición que la novia se arregle junto a su séquito. Esto les da un espacio para compartir un momento inolvidable. El espumoso idóneo para conmemorar ese momento es el Carpene-Malvolti. No sólo nos da unas notas perfumadas y florales que van a tono con la celebración de los lazos que unen a la novia con sus damas, si no que además nos presenta un color rosado perfecto para ser fotografiado en las tradicionales copas que la novia les regala en agradecimiento.

 

 

El Brindis

Sin duda alguna, el espumoso que más se toma en consideración en los preparativos de una boda es el que se servirá en el tan esperado brindis. Por eso, hemos decidido hablarles de dos opciones de espumosos que son extraordinarios para este momento.

El primero es el Marta Gran Reserva, confeccionado con uvas que no son tan conocidas, como la Xarel.lo, Macabeu, Parellada. Ofrece al paladar un sabor floral y un poco dulce. Pero, lo que hace que esta cava sea perfecta para la boda es su etiqueta adornada con una rosa blanca y con destellos brillosos que van en armonía con las tonalidades y decoraciones de una boda clásica y romántica.

El segundo espumoso que es magnífico para el brindis o para compartir entre los novios es el Perrier-Jouet Belle Epoque. Confieso que es mi favorito para una boda inspirada en jardines y follajes espectaculares. Su aroma intenso a frutas y la presentación de su botella llena de flores da el equilibrio perfecto para una boda que se celebre en exterior.

Para quienes estén planificando ese momento anhelado o que sean parte del séquito de alguien querido, recuerden que el espumoso perfecto hará que graben en sus memorias cada momento de esta gran celebración. ¡Salúd!

Alexandra Pagán García – Wine lover🍷❤️