¿Cómo elegir el vino perfecto para San Valentín?❤️🍷

By febrero 13, 2019 Articles

 13 de febrero de 2019

Por Aníbal Russe;

Certified Sommelier by the Court of Master Sommeliers & President of Russe Wine Consulting

Faltando horas para el día de San Valentín —aunque muchas personas lo celebran todo el fin de semana—, los románticos entre nosotros están planificando sus noches especiales. Este año, perfecciona el arte de la cena romántica asegurándote de elegir el vino perfecto para acompañarlo. Después de todo, ninguna ocasión especial está completa sin una botella abierta para acompañarla.

Pero, ¿qué pasa cuando entras al restaurante con esa persona especial y te fijas que la mayoría de las mesas tienen botellas de vinos? La presión de grupo comienza a hacer fuerza en ti y de repente llega a tu mesa el mesero o el Sommelier y te ofrece un vino. En segundos, haces una mirada de 360 grados porque que te sientes expuesto. A la vez estás pensando: ¿Qué es este vino que me han ofrecido? ¿Cuánto costará? Puede ser que hayas salido con un presupuesto para la ocasión; es normal en estos tiempos que estamos viviendo. Pues tranquilos, que hoy te vamos a ayudar para que tu noche se exitosa.

Volviendo a tu situación en la mesa, tu contestación debe ser: “¿Puede traer la carta de vino por favor?”. Ya vuelves a sentir que tomaste nuevamente el control en la mesa. Te entregan la carta de vino y piensas, ¿ahora qué? Sencillo, busca la categoría de “Sparkling Wine” o Vinos Espumantes, que es una muy buena opción. Pero ¡no te me pongas nervioso! y tampoco agarres fuertemente la cartera pensando que en esta categoría sólo hay Champagne. Existen otras alternativas dentro de esta categoría que son de muy buena calidad y con precio más asequible. Recuerda, el precio no necesariamente determina la calidad.

Si quisieras un espumante seco, te recomiendo una “Cremant”, cuyo lugar de origen es Francia, pero fuera de la región de Champagne o una “Cava” que se elabora en España. Pero, si prefieres afrutados o menos secos, un “Prosecco”, proveniente de Italia, sería una muy buena elección. La ventaja que tienes al seleccionar vinos espumantes es que 90 por ciento de las veces, combina con cualquier tipo de comida.

Si tu acompañante no es muy amante de esta clase de vino, debes pasar entonces al próximo paso.  Lo primero que debes hacer es ubicar en la carta de vino cuál es el estilo de vinos que les gusta a ambos o la preferencia de la otra persona. Recuerda que eres el anfitrión y esta ocasión se trata de que tengan una experiencia agradable y amena. Ya que tienes tu estilo de vino ubicado en la carta, vas a empezar a hacer tu escogido por eliminatoria de precio dependiendo el budget de dinero que vas a invertir en este. Si no conoces alguno de estos que ya tienes preseleccionados o quisieras probar algo diferente, pídele una recomendación a tu mesero o Sommelier. Muchos restaurantes lamentablemente no tienen Sommelier, y aunque hay meseros que se conocen bien sus vinos, hay otros que no. Si te tocó el que no conoce muy bien los vinos o el restaurante está lleno y el servicio está algo afectado: ¡Tranquilo! Gracias a la tecnología existen aplicaciones de vinos como Tummelier, que pueden ayudarte desde buscar información sobre el vino, hasta recomendar que comida combina mejor.

¡Salud!

Anibal Russe | Certified Sommelier
Court of Master Sommelier | @russe_sommelier

Leave a Reply