¿Cuánto dura el vino después de descorcharlo?🍾🍷

By noviembre 29, 2018Articles

Por: Jean Paul Gonzalez Santini | 29 de noviembre de 2018

La popular frase dice: “Como el vino, mientras más viejo mejor”. Sin embargo, es recomendable consumirlo a su totalidad luego de descorcharlo. ¿Por qué?

Al momento de descorchar el vino, lo exponemos al contacto con aire y el oxígeno es el mayor enemigo del vino. El vino comienza a cambiar, liberar olores y sabores con el tiempo. No confundamos el proceso de decantar un vino, ya que cuando se decanta un vino estamos aireando para degustarlo en menos de 2 horas. La pregunta, entonces es: ¿cuánto tiempo me durará el vino en el refrigerador?

Cada tipo de vino tiene su tiempo de vida. Pueden ser horas, días o hasta semanas. Todo depende de sus cualidades. Por ejemplo, se toma en cuenta si es joven, los niveles de azúcar y uno de los factores más importantes: los taninos. Esto hace el vino más resistente al proceso de oxigenación.  ¿Qué es tanino?

Hablemos de tiempo…

Vinos crianzas, reservas: Estos pueden durar de 1 a 2 días. Deben estar sellados y a una buena temperatura (22°C – 66°F).

Vinos tintos jóvenes: Pueden durar hasta una semana. Ahora, es importante cerrar el vino con el mismo corcho y protegerlo de la luz.

Vinos blancos: Los vinos blancos tienden a durar de 3 a 4 días en el refrigerador.

Vinos Rosados: Aguantan como máximo 3 días en el refrigerador tapados con el corcho.

Espumosos: Lamentablemente, la cantidad de azúcar que posee un espumoso lo hace más vulnerable a la oxidación. A esto se suma la pérdida de su esencia las burbujas. Es recomendable tomar el espumoso en su totalidad entre 6-10 horas. De ser un “Brut” (los espumosos Brut contienen menos azúcar en su proceso de “Champagnoise”), puede durar un día.

Algunas recomendaciones para evitar perder ese líquido tan preciado:

  1. Sellados al vacío: Estos ayudan a sellar y eliminar el oxígeno dentro de la botella.
  2. Sistema de Coravin: Este sistema te permite degustar una copa de vino sin descorchar la botella. Coravin es un pequeño dispositivo que permite extraer el vino de la botella sin necesidad de proceder al descorche, con ello se garantiza que el resto del vino se podrá guardar para otra ocasión manteniendo sus cualidades al no haber entrado en contacto con el oxígeno.
  3. Planifica el consumo: Si contabilizamos la cantidad de copas que deseas tomar y cuántas personas compartirán, esto permitirá cuantificar las copas que serán consumidas. Por ejemplo: Si planificas una cena con tu pareja y piensan tomar 3 copas cada uno, una botella da para 6 copas.

Es un sacrificio tirar varias copas. Para evitarlo, recuerda que el vino es un excelente ingrediente en la cocina. Ahora tienes la excusa de maridar una botella nueva con una receta exquisita.

¡Salud!

Jean Paul Gonzalez Santini | Wine Lover | @jpaulsantini