Por qué debes consumir vinos orgánicos🍇🍃

By enero 29, 2019Articles

Por Lizbeth Corchado | 29 de enero de 2019

En Puerto Rico, nos caracterizamos por tener las Navidades más largas del mundo. Pero, ya pasaron los Reyes, las Octavitas, las Sanse. En otras palabras, se acabaron las excusas. Los gimnasios están llenos de toda la gente arrepentida por esas libritas de más y entre las recomendaciones para ponerse en forma, solemos escuchar que hay que dejar el pan, el arroz, los dulces, refrescos, jugos… Pero, ¿y el vino?

No creo que tengamos que sacrificarnos tanto. Además, existen opciones.   

Actualmente, los alimentos orgánicos son una de las últimas tendencias. Pero, ¿sabías que también existe el vino orgánico?

Si no lo sabías, hay una gran diversidad de vinos producidos con uvas cultivadas de manera orgánica. En comparación con los alimentos, el vino orgánico se diferencia por la importancia del dióxido de azufre (SO2), conocido también como sulfito, que es un compuesto producido en  la fermentación del proceso de vinificación.                                

Las uvas naturalmente tienen sulfitos dentro de su piel y estos se utilizan como estabilizadores para preservar el vino y prevenir el deterioro. Todo vino contiene naturalmente algunos sulfitos, ya sea orgánico o no. Es decir, no existe el vino sin sulfito sin importar que sea orgánico o tradicional. Los vinos que están etiquetados como “sin sulfito” son aquellos que tienen niveles muy bajos de sulfitos, 10 mg/L o menos. Recuerde que el vino orgánico no necesariamente significa vegano.

Entre los beneficios que se obtiene por beber de los vinos clasificados como orgánicos, se encuentra que no utilizan conservadores u otras sustancias que modifiquen su estructura molecular. Al utilizar solo ingredientes naturales sin alteraciones químicas se considera hasta cierto punto un vino de mayor calidad. Enólogos y expertos creen que el proceso de añejamiento y elaboración ofrece un sabor distintivo y exquisito, diferente a los vinos tradicionales. Además, contribuyes al cuidado del entorno y el medio ambiente, ya que los viñedos orgánicos conservan una biodiversidad absoluta. Se utilizan abonos verdes y de animales, se promueve la conservación del agua, el uso de recursos renovables y rotaciones de cultivos. En la elaboración no es necesario usar ningún producto tóxico como insecticidas, pesticidas, herbicidas o fertilizantes.

Consumir moderadamente este tipo de vino se ha relacionado con diversos beneficios a la salud como la reducción de acumulación de triglicéridos y colesterol. Además de presuntamente prevenir la obesidad, diabetes, síndrome metabólico y proteger contra la arteriosclerosis y  accidentes cerebrovasculares. Así que como parte de tus resoluciones de este 2019 añade descorchar una (o varias) botellas de vino orgánico para cuidarte a ti y a nuestro medio ambiente. Conversa con Tummelier para que veas algunas de las opciones de vinos orgánicos que te ofrecen los Supermercados Econo participantes: aquí.

 ¡SALUD! 

Lizbeth Corchado – Wine lover🍷❤️

Fuentes:

Join the discussion One Comment

Leave a Reply